Acropilates
Deconstruir y crear

Sesiones en las que la fusión de acrobacias y pilates, se disfruta en parejas y en grupo. Con ellas ganas fuerza, equilibrio, confianza, la adrenalina se dispara en cada levantamiento y la diversión se multiplica.

¿Qué es?

Sesión en la que respetando los principios de la técnica pilates se realizan acrobacias y figuras en parejas y grupos, aumentando los beneficios.

A destacar

  • Interactúa con otros pilater@s
  • Descomprime columna y articulaciones
  • Incrementa tu fuerza, control y equilibrio
  • Aumenta la creatividad

¿Es para todos? Para todos los que buscan ponerse en forma con un toque de adrenalina.

¿Qué necesito? Una esterilla.

 

Deconstruir y crear

Con el método Pilandcross consigues tus objetivos físicos, sí, pero el bienestar no se trata de esfuerzo y constancia sin disfrute, por lo que construir tus buenos hábitos está ligado a disfrutar y pasarlo bien mientras te pones en forma, participando y  no sólo reproduciendo los ejercicios que se te enseñan, sino aportando tu creatividad en ellos, haciéndolos tuyos. Esto es parte del éxito.

Por eso es tan eficaz la disciplina de Acropilates, como parte del programa, ya que es semejante a un juego en el que los integrantes de cada grupo o pareja disfrutan poniendo en práctica los principios del método pilates a la vez que consiguen formar, entre todos,  las figuras, torres y posiciones que se les proponen.

Que disfrutemos entrenando es una de nuestras prioridades y la diversión cuando es compartida se multiplica. Además la conjugación de pilates, acrobacias y grupo aporta otros beneficios añadidos a los que aporta la práctica en solitario.  Es destacable que permite mejorar la capacidad de trabajo en equipo y las relaciones con los demás, ya que es muy importante la comunicación entre los integrantes del grupo tanto a la hora de la repartición de los roles o papeles a desempeñar como en el momento de la ejecución, según la figura a conseguir.

Se trata de una actividad creativa en la que la consecución de una torre o agrupación, no sólo busca la reproducción exacta de un ejercicio final, sino que integra el aprovechamiento de las cualidades de cada uno de los participantes, convirtiéndose en una práctica artística y en la que cada uno puede resaltar sus peculiaridades.

El no depender de uno mismo, sino del grupo, favorece el desarrollo exponencial de la conciencia corporal y nos genera un refuerzo del compañerismo, comunidad, solidaridad, respeto, confianza y empatía.

El esfuerzo y autosuperación se retroalimentan de ir consiguiendo realizar las acrobacias gracias al trabajo grupal y por querer aportar más a los “colegas” del equipo, implicándonos más en cada entrenamiento.  De esta manera, los beneficios físicos y mentales que conseguiríamos de manera individual, logramos alcanzarlos mucho más rápido con este pilates grupal.

Cuando te inicias en Acropilates, debes conocer que existen  tres roles, el acróbata que es flexible y ágil, el portor, que es algo más fuerte y el ayudante, que en las sesiones online, a veces es sustituido por un objeto.

El principiante siempre adopta la posición que le resulta más cómoda de partida, pero en cuestión de pocas sesiones se sorprende de las mejoras de sus cualidades físicas pudiendo adoptar el rol opuesto en figuras que no imaginaba conseguir, por lo que es un ejercicio muy satisfactorio.

Las acrobacias y formas grupales son totalmente seguras de practicar, ya  que te enseño paso a paso como construirlas para que cada uno llegue hasta donde se sienta cómodo, fortaleciéndose, divirtiéndose y sin dolor, por supuesto.

Además en las clases aprendes los distintos agarres y las presas correctas a realizar en cada figura, usando “mano a mano”, “pinza de dedos”, “mano a pie”. “mano-muñeca”, “brazo-brazo” o “plataforma”, según convenga.

Si eres de los que entrenan mejor en equipo y huyes de los ejercicios repetitivos y aburridos, no hay mejor manera de ponerse en forma ¿Jugamos?