Sobre mí

Mi nombre es Conchita Arroyo, soy instructora de Pilates, Yoga, Pole Dance  y otras disciplinas deportivas. En mi tiempo libre, me gusta leer y cocinar; como buena granadina mi combo perfecto lo componen la playa y la montaña, no me hagas elegir; soy una persona entusiasta y curiosa, de ahí que me apunto a cualquier plan novedoso; y me encanta pasar tiempo jugando con mis perritos, Pepa y Hugo.

Mi recorrido deportivo se inició cuando practicaba gimnasia rítmica con apenas  cuatro años, posteriormente recibí clases de baile, danza, aerobic y sin darme cuenta inicié lo que más tarde descubriría que es mi misión, comencé a impartir mis propias sesiones.

En mis comienzos, hace más de 20 años, fui “obligada” por uno de los dirigentes de un gimnasio en el que trabajaba a estudiar Pilates para introducir estas clases, además de las habituales en el establecimiento deportivo.

¡Bendita obligación! Cuando comencé a indagar en los principios y metodología de la técnica, quedé prendada de ella y desde entonces, no sólo la aplico en los entrenamientos de pilates puros, sino que traslado y respeto todos los principios con cualquier tipo de ejercicio que enseño o practico, en todos los niveles.

Hace unos años, sufrí una lesión importante en un ojo, por lo que tuve que detenerme unos meses, algunos médicos dijeron que no podría volver a entrenar, otros que no debía correr, pero nunca se supo el origen de mi desprendimiento de retina y tampoco hubo unanimidad en las recomendaciones. Dado que lo más probable era, que se hubiese originado tras una caída años atrás, con un golpe fuerte en una piscina, retomé poco a poco mi actividad siendo aún más consciente del respeto al cuerpo, al que cuido como vehículo de nuestra esencia.

Mi pasión  por el movimiento tiene como núcleo la técnica Pilates y el éxito de mis sesiones deportivas es que lo aplico al resto de las materias cuando entreno y cuando enseño.

A lo largo de mi experiencia profesional  he ido recopilando para mi sistema de entrenamiento lo mejor de cada disciplina y he creado Pilandcross, un trabajo corporal y mental con base en la contrología, respiración, y demás principios esenciales, a los que sumo lo aprendido como instructora multidisciplinar y deportista, consiguiendo hacer de esta metodología un divertido desafío en cada práctica.

En la actualidad, imparto sesiones en el estudio de pilates, yoga y pole dance Pilandcross, al que acuden los alumnos de forma presencial y a clases on line en directo. Es un lugar precioso y muy acogedor al que s animo a venir a entrenar.  Y cuando el clima lo permite, también realizamos eventos al aire libre.

Disfruto en cuerpo y alma con mi profesión e intento expandir mi pasión por el movimiento y la vida sana.

Sígueme en Instagram y Facebook

Conchita